Piscis - Meena Rashi -

Actualizado: 11 de jul de 2019



Los antiguos videntes dieron a este signo no solo el nombre Meena (Piscis), que significa pez, sino también Antyaya , que significa el fin, y Yasha , que significa gloria. Todas estas son referencias veladas a la etapa de logro donde la lucha ha terminado y uno ha llegado al final. Durante el proceso de Piscis hay un progreso constante. Al final, el apogeo del logro se realiza. Esta es la etapa más allá de la cual no hay nada más que lograr. Es el fin, el cese de todos los esfuerzos. El cansado viajero se va a la cama para disfrutar de un sueño tranquilo. El símbolo de Meena (Piscis) es dos peces, colocados de tal manera que representan las descargas positivas y negativas de la vibración eléctrica que conducen a la asimilación completa de una a otra. En esta etapa, no hay movimiento, no hay más excitación, la tranquilidad reina suprema dentro del individuo. Meena (Piscis) es el cese de todos los esfuerzos mundanos, la fusión final del individuo en lo universal. Otorga mucha paz y comodidad, convirtiendo al pez en un símbolo de bendición y fertilidad auspiciosas, lo que sugiere que todas las ambiciones han sido satisfechas. Esotéricamente, Meena (Piscis) representa el impulso bajo el cual cesa la dualidad y solo queda la vida en su plenitud. No hay conflicto, no hay contradicción, no hay más Trishna ni lujuria por la vida. El ciclo de necesidad que causa el renacimiento ha terminado, y todos los karmas han sido aniquilados. El individuo ha alcanzado Nirvana , su equilibrio final. Sería engañoso considerar esto como un signo de muerte, el fin de todo. En cambio, Meena (Piscis) representa la preservación de la semilla esencial que puede florecer cuando comienza el próximo ciclo de evolución. En Meena (Piscis), hay una gran cantidad de meditación y reflexión, contemplando experiencias pasadas para que el viaje de la vida pueda comenzar nuevamente en plena posesión de esas semillas de experiencia. Donde sea que caiga el impacto de Piscis, tal reflexión será de vital importancia. Meena (Piscis) Es femenino, acuoso y común. A partir de estas características, es evidente que este signo está relacionado con el principio de conservación. La función principal de la hembra es procrear, nutrir la semilla hasta que llegue el momento apropiado para un nuevo nacimiento; lo femenino es receptivo y protector. Esa es también la calidad del agua, que sostiene y preserva la vida. Como signo común, Piscis puede volverse móvil o fijo. Guru (Júpiter) posee el signo, que nuevamente enfatiza las mismas características. Shukra (Venus) está exaltado aquí y Buda (Mercurio) está debilitado. La sensibilidad y la apertura intuitiva se desarrollan aquí. La intelectualización, el análisis, la razón y la lógica no tendrán mucho éxito en esta etapa. La rendición de Shukra y la espiritualidad del Gurú son útiles, pero la conexión de Buda con el mundo material necesariamente debe traer algún tipo de decepción: la espiritualidad solo produce frustración cuando el ego está unido a los impedimentos materiales.

#rashi #piscis

  • Gris Icono TripAdvisor
  • Gris G + Icono
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon