La importancia de Rahu/Ketu en la Astrología Védica.

Actualizado: 12 de jul de 2019



La importancia de los nodos en la Astrología Védica (Rahu y Ketu) son la clave para desbloquear la relación del alma con su vida pasada. Se les ha dado el estado de planetas para enfatizar su importancia y se les conoce como chayya grahas (planetas en la sombra). No tienen sustancia y son físicamente inexistentes, ya que son puntos en la eclíptica, pero su influencia está llena de potencia y significado espiritual. Los nodos representan polaridades con la misión de revolver nuestras vidas en orden para sacar a la luz el potencial oculto y la sabiduría que se ha obtenido del karma de vidas anteriores. De acuerdo con su naturaleza sombría, trabajan en un nivel psicológico, pero tanto en el mundo mundano como en la vida espiritual. Su función en el ámbito material nos urge a redirigir nuestros deseos: lo que es oscuridad para una persona enredada en ambiciones materialistas puede ser poderosa energía espiritual para aquellos en el camino de moksha y la iluminación espiritual.

Rahu y Ketu representan nuestras luchas internas. En el mundo físico, estamos acostumbrados a luchar contra los agresores externos, pero los nodos representan la batalla interna entre nuestras fuerzas positivas y negativas. Exactamente donde se manifestará esta batalla se indica por el eje nodal. Tomados en conjunto, Rahu y Ketu representan los mejores y peores aspectos de nuestra personalidad y están en una lucha continua por la supremacía. Todos nosotros tenemos un lado oscuro de nuestra naturaleza, que si no se controla crearía estragos en nuestras vidas. Al tratar de controlarlo, aprendemos la verdadera lección de Rahu y Ketu y podemos expresar el lado iluminador de ambas naturalezas.

Rahu, Ketu y los eclipses


Como Rahu y Ketu eclipsan simbólicamente el Sol (conciencia) y la Luna (la mente), tienen un gran papel que desempeñar al oscurecer nuestra perspectiva en preparación para la entrada de nueva luz. Se ocupan del concepto de muerte y renacimiento, transformación y regeneración. Durante los eclipses, la luz de las Luminarias se oscurece creando poderosas energías psíquicas, preñadas de nueva información y poder oculto, lo que a su vez conduce a un renacimiento del Sol y la Luna después que el eclipse ha pasado. El rol de los nodos en esta poderosa alineación del Sol, la Luna y la Tierra es actuar como los controladores últimos del destino. El eje Rahu Ketu en la carta natal representa su punto de eclipse personal; cómo luchas con el destino que te ha impuesto tu Karma de la vida pasada. Estas luchas provocan el florecimiento de tu personalidad y te permiten superar problemas del pasado. En cierto sentido, Rahu y Ketu pueden representar restricciones y liberación. El Sol representa el alma y la Luna su reflejo, un reflejo que está presente en la mente de cada individuo. En un estado perfecto, ambos planetas son intemporales y no están sujetos a restricciones físicas, pero Rahu y Ketu pueden ensombrecerlos. Así como el eclipse hace que la luz del Sol o la Luna sea bloqueada de nosotros en la Tierra, los nodos también pueden crear problemas que nos hacen sentir que hemos nacido en una oscuridad espiritual. En la carta natal, los nodos controlan el karma, dándonos la impresión de que nuestras vidas / almas ya no son eternas sino que están sujetas a las leyes del mundo. Afortunadamente, este sentimiento es solo temporal: de la misma manera que un eclipse pronto termina, también estamos seguros de encontrar nuestra propia luz. Comenzamos la búsqueda, atravesamos las sombras de la mente y comenzamos a abrazar esa luz.

#RahuKetu #moksha #Jyotisha #remediosastrologicos #curasastrológicas

  • Gris Icono TripAdvisor
  • Gris G + Icono
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon